Los claims por aceleración surgen cuando se requiere que un contratista tome medidas para ejecutar los trabajos con mayor rapidez de lo estipulado en su propuesta. Estos claims son notoriamente complicados, debido a los tipos de problemas que surgen en relación a ellos.
Estos claims difícilmente surgen de la mera instrucción especial del propietario de trabajar con mayor rapidez. Generalmente lo hacen de una serie de circunstancias donde el propietario, creyendo simplemente que el contratista está atrasado en su trabajo, le instruye continuamente a acatar el programa, mientras que concurrentemente hay muchos problemas que involucran extensiones de tiempo sin resolver.
En definitiva, si el contratista tiene derecho a extensiones de tiempo que no ha recibido y el propietario está de hecho ordenando al contratista trabajar en base a un programa que no se ha extendido apropiadamente, entonces efectivamente puede encontrarse el propietario instruyendo al contratista a acelerar los trabajos.
El problema de si el contratista fue instruido o no para acelerar los trabajos es generalmente una cuestión de hecho, pero es un hecho que a menudo no se establece sino hasta después del evento.

WhatsApp Llamar